Empresa familiar y artesanal que comienza su andadura en 1895 con D. Francisco Carrasco al frente un arriero que hizo realidad su sueño de crear un negocio, con los pilares de la honradez, compromiso y calidad. Ese amor por el producto hace que su producto sean piezas únicas. Con un sabor único y universal a un tiempo, haciendo de cada cata de jamón una experiencia gastronómica única.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.