En los meses de enero o febrero y una vez sembrada la semilla de la mata del esparrago  en  la alanzada (trozo de terreno de cultivo) de la vega (terreno de regadío), ésta brota  y se hace esparraguera. Al tercer año, en otoño, que ya esté fuerte y madura se corta, para dejar de herencia en el suelo el cangrejo, conjunto de raíces tuberosas que en febrero o marzo darán los primeros espárragos. Éstos comenzaran a crecer prácticamente a diario, llegando a alcanzar una altura de entre 18 a 20 cm,  momento en que  serán cortados uno a uno y a mano. Cada año y desde febrero a junio,  el cangrejo vuelve a dar nuevos retoños o brotes de esta planta, que, si éstos se dejaran crecer, se convertirían en esparragueras. Antonio Escobar Lorca, explica en este vídeo el proceso de recolección y el confitado en aceite de oliva, del esparrago verde con cabeza morada de Huétor Tájar. Algunos agricultores dejan este crecimiento a conciencia para afianzar la producción y no esquilmar demasiado el terreno, ya  que esta planta absorbe gran cantidad de los nutrientes del suelo. Por tal motivo, la producción de espárragos de una alanzada suele durar entre 8 a 10 años, siendo conveniente labrar de nuevo el terreno y plantar otras especies menos agresivas, llegado el momento. De esta forma, se deja “descansar” el suelo cultivo por dos o tres años, volviendo a estar productivo para  empezar de nuevo el ciclo. En época de recogida del espárrago, los días templados son los más favorables para el crecimiento, ya que la humedad templada nocturna y los días soleados, ayudan a dar nuevos brotes, llegando a producir entre  12 a 30 espárragos por cangrejo, en los mejores casos. Es precisamente en esta época, cuando Casa Rufino escoge los mejores espárragos para la elaboración de sus Espárragos Enteros Confitados en Aceite de Oliva Virgen Extra, obteniendo así un producto de primerísima calidad. El esmerado proceso es bien sencillo, después de un primer lavado del producto, éste pasa a una maquina que los calibra y después corta. Un leve escaldado es el siguiente paso, dejando así el producto con todas sus propiedades y preparado para que manos expertas lo envasen uno a uno en tarros de cristal. Después de ser tapados, éstos botes son introducidos en una maquina de vacío (autoclave) y después puestos a enfriar, dejando así el producto listo para su etiquetado y comercialización. Casa Rufino exporta sus productos a países europeos como Francia y sus productos son: Espárragos Verdes Enteros al Natural,  Espárragos Verdes Confitados Troceados en Aceite de Oliva Virgen Extra, Mermelada de Alcachofa, Mermelada de Cebolla, Mermelada de Pimiento Rojo, Mermelada de Tomate, Mermelada de Remolacha, Mermelada de Zanahoria, Mermelada de Espárragos y Espárragos Verdes Confitados Enteros en Aceite de Oliva Virgen Extra, siendo éstos dos últimos los más demandados. Mermeladas Casa Rufino está representado en Canaraias por SEM Representaciones 902 33 03 04 - info@semrepresentaciones.com