Elaboradas con algunos de los chiles más picantes del mundo (como carolina reaper, ghost pepper, habanero savinas roja, chipotle, rocoto, serrano...), estas salsas están pensadas para amantes de las emociones fuertes (con paladares de amianto). Por eso, en La Jamonería de la Quinta, con tienda online en ibericodirecto.com, te traemos las salsas más picantes del mundo.  No son una broma: realmente pican y lo hacen muy fuerte. Y para que nuestros lectores se hagan una idea de la agresividad de estos aderezos, hemos utilizado unidades de la escala Scoville, una tabla que se usa para medir el picor o pungencia de las guindillas, chiles o ajíes (por ejemplo, el pimiento verde normal contaría 0 unidades Scoville; el pimiento de Padrón entre las 2.500 y las 5.000 y el carolina reaper subiría del millón y medio). Tómenselo con calma y recuerden la letra de La llorona, la canción de Chavela Vargas: "Yo soy como el chile verde, llorona / picante pero sabroso...".

Al sur del Infierno / Veneno del bueno con mango

Sierra Nevada es una marca española especializada en salsas picantes. De su amplia oferta, destacamos estos dos productos: Al sur del Infierno, elaborada con carolina reapers, trinidad moruga scorpions y bhutjolokia (pica como los demonios: más de un millón y medio de unidades Scoville, dicen que es la más ardiente elaborada en España), y Veneno del bueno con mango, con habanero, cierto toque cítrico y un montón de mango ecológico de Motril (tropical y picante). Más información y venta online.

Tabasco

Creada en 1868 por Edmun McIlhenny, esta salsa estadounidense puede que sea la más famosa del mundo. La clásica se elabora con chile tabasco rojo, vinagre, agua y sal macerados en barriles de roble (2.000 unidades Scoville). Con los años, la enseña ha ido introduciendo novedades, como el tabasco de jalapeño o de habanero. Como curiosidad, señalar que la fábrica ubicada en el estado de Luisiana produce la salsa que se consume en todo el mundo. A la venta aquí.

Sriracha

Su nombre (en tailandés, chile fermentado) es el término genérico que se usa para denominar a una salsa picante procedente del Sudeste Asiático y que, además, es muy popular en Tailandia. Elaborada con chile maduro, vinagre, ajo, azúcar y sal (2.000 unidades Scoville), lo curioso de esta salsa es que se puede encontrar fácilmente en el chino de debajo de casa así como en tiendas delicatesen. Su precio aproximado es 4 euros (unos 350 g) y su envase original lleva un gallo pintado (que no te engañen).

Cholula

Fabricada en Chalapa (Jalisco, México), esta salsa picante es bastante popular en EEUU. Con un packaging bastante particular (botella de cristal y tapa redonda de madera), la escala Scoville la califica entre las 500 y las 1.000 unidades. En la actualidad, se venden cinco variedades: la original, chipotle, chile con ajo (en la foto), chile con lima y pimiento verde. Puedes comprarla aquí.

Goya Tomatillo Verde

Entre sus muchos productos, la firma especializada en alimentación latinoamerica propone esta salsa elaborada con miltomate, chiles jalapeños, cebolla y cilantro. Se nos antoja como un aderezo perfecto para diversas recetas mexicanas, como los tacos al pastor, las carnitas o los totopos. Más información aquí.

Franks Redhot Pepper Sauce

Las famosas alitas de pollo Búfalo (creadas en la localidad homónima del estado de Nueva York) no serían lo mismo sin esta salsa, el ingrediente secreto de esta famosa receta estadounidense, cuyo ingrediente principal son pimientos de cayena machacados con especias secretas, vinagre y ajo. Aunque su puntuación en la escala Scoville es de 450 unidades, la variedad Xtra Hot sobrepasa las 2.000. A la venta, aquí.

Blair's Ultra Death Sauce

Solo el envoltorio de esta salsa estadounidense (¡un ataúd!) ya es toda una declaración de intenciones... Pertenece a la línea de productos creados por Mr. Blair Lazard en Nueva Jersey en 1989, reconocidos como algunos de los más picantes y de mayor calidad del mundo. La que nos ocupa (Ultra Death) es la reina indiscutible: una versión ultrapotenciada de la clásica, con habanero rojo, cayenas, chiles piri-piri, naga jolokia... (1.100.000 unidades según Scoville). Una bomba pura solo apta para los más experimentados (mucho ojito con usarla a la ligera que a su lado el tabasco es una gominola infantil). Los valientes podrán encontrarla aquí.

Colon Cleaner

Diseñado como un elixir prodigioso del oeste americano, este Limpiador de colon (efectivamente, eso significa su nombre) está elaborada por Sauce Crafters, una compañía de Florida con un amplio catálogo de salsas picantes de todo tipo. En esta botella petaca, se esconde una salsa de mostaza inglesa bastante potente de color amarillo pardo aderezada con habaneros y scotch bonnet, que va fenomenal con estofados por su toque fresco (su rango Scoville oscila entre las 100.000 y las 350.000 unidades). A la venta aquí.

Ass Kickin' Original

Esta empresa situada en Arizona fabrica salsas picantes desde 1986. Ésta es su salsa original, espesa y con tropezones, se elabora con chiles serranos y habaneros (cuentan con plantaciones propias, donde crecen habaneros savinas roja), judías pintas, cilantro fresco, cebolla... (50.000-100.000 unidades Scoville). Si te pica la curiosidad, aquí la tienen.

Momoya Kimuchi

Se trata de uno de los ingredientes fundamentales de la cocina coreana (salsa muy salada, elaborada con pescado en salazón y chile rojo) con la que se prepara el famoso kimchi: col china especiada fermentada en este caldo que sirve, además, para hacer sopas, arroces o simplemente aderezar platillos (como carnes o pescados cocinados según pautas occidentales). Puedes encontrarlo en tiendas especializadas en cocina asiática.

Kan Kun

Colección de salsas mexicanas creadas por las madres y las abuelas de la familia Cárdenas. Rolando, el artífice de la marca, aprendió a prepararlas escabulléndose a la cocina en las comidas y cenas familiares y se sirvieron por primera vez en las fiestas que organizaba en su casa, repletas de luchadores, mariachis y comida mexicana. Entre las variedades, la chipotle (hot y mild), la habanero (85% chile habanero), la jalapeño hot... Si quieres probrarlas, pincha aquí.

Bims Kitchen

De inspiración africana y elaborada con ingredientes nativos del continente (baobab, anacardos, pimienta de Guinea, flores de hibisco...), esta colección de salsas ha sido creada por el matrimonio formado James Bim y Nicola Adedeji. Hay kétchup de papaya, sirope de chocolate y baobab y una selección de aderezos ardientes, como African Coconut Piri Piri, African Pepper Sauce (con chiles bonete escocés, birds-eye, ghost pepper, jengibre, orégano, tomillo...) o Sweet African Tigernut & Chilli Sauce (una combinación única de picante y dulce). Sabores muy exóticos, a la venta aquí.

Valentina

Original de la ciudad mexicana de Tamazula de Gordiano, esta salsa picante cuenta con dos variedades: la picante (con etiqueta amarilla, sobre las 2.000 unidades Scoville) y la extra picante (con etiqueta negra, por encima de las 15.000 unidades Scoville), en función de su contenido en chile seco serrano. Las dos tienen un sabor con cierto toque cítrico y retrogusto especiado y van fenomenal con las botanas propias del país azteca. Como curiosidad, decir que en Juárez se usa para limpiar esculturas de bronce... A la venta, en tiendas latinoamericanas y en espacios gourmet.

Dave's Gourmet Ultimate Insanity

Esta marca estadounidense fue una de las primeras en crear una salsa a partir directamente de la capsaicina. La que presentamos sobre estas líneas es la versión ultra picante (hasta 250.000 unidades Scoville), elaborada con chiles rojos habaneros es capaz de abrasar todas las papilas gustativas de una sola vez. Se puede probar con alitas, hamburguesas o pizza, pero ojo, solo una gota cada vez. Entre las advertencias puede leerse "mantener alejado de los ojos, niños y mascotas. No apto para personas con problemas cardíacos o respiratorios". Los valientes, pueden encontrarla pinchando aquí.

Chiu chow

Compuesta por chiles, ajos y salsa de soja, el chiu chow es una salsa picante tradicional de China. Se usa mucho como dip y también para cocinar y saltear. Puedes encontrarla aquí.

Fuente: http://www.elmundo.es/album/metropoli/gastronomia/2017/11/24/5a16e273268e3e0a3a8b469d_1.html