Un restaurante japonés paga a sus clientes 900 dólares por comer un plato de arroz con curry. Por eso, en La Jamonería de la Quinta, con tienda en ibericodirecto.com, te contamos el por qué de esta peculiar iniciativa en este restaurante japonés. A todo el mundo le gusta comer, pero... ¿hasta qué punto? Hace años alucinábamos cuando el conocido programa Crónicas Carnívoras (Man vs. Food) de FOX mostraba por televisión cómo su protagonista se recorría cada restaurante de Estados Unidos ingiriendo platos de un tamaño descomunal. Pues ahora esta tendencia ha llegado a Japón. El restaurante Gold Curry, ubicado en la provincia de Ishikawa, de la región de Chübu, tiene una curiosa y divertida forma de ganar clientes: poner a prueba su estómago. Así, ofrecen diferentes tipos de retos, pero el premio gordo se consigue sólo a través de uno: comerse el plato más gigante de arroz con curry. ¿El beneficio? Nada más y nada menos que 900 dólares. El plato estrella en cuestión son 10 kilos de arroz con curry acompañado de filetes de cerdo empanados y repollo en tiras. Sin embargo, sólo los más valientes son los que se atreven a enfrentarse a este duro desafío, ya que el tiempo límite es menos de una hora. Se trata de una dinámica habitual en Gold Curry, lo que no sólo hace que el restaurante se diferencie de la competencia, sino que, además, en estos últimos meses se ha hecho viral y conocido a nivel mundial. Pero tranquilo, si 10 kilos para ti son demasiados, hay más retos disponibles, aunque ninguno light precisamente. Según la cantidad ingerida, (siempre individualmentel), se pueden ganar diferentes recompensas. Por ejemplo, el plato de arroz con curry de sólo dos kilitos. Cuesta 18 dólares. Pero ojo, si te lo comes en menos de 15 minutos invita la casa. En el siguiente nivel nos encontramos con el plato de cuatro kilos por 31 dólares. Si lo ingieres en menos de media hora te sale totalmente gratis. Si sigues teniendo fuerzas, el reto sube con el plato de seis kilos (su precio es de 45 dólares). Si se ingiere antes de que pasen 30 minutos, la comida no sólo sale gratis, sino que el valiente será premiado con 270 dólares. Siguiente nivel: ocho kilos de arroz con curry por 58 dólares. El valiente que se atreva a comérselo en menos de 45 minutos tendrá una recompensa de 450 dólares. Y, cómo no, sin olvidarnos del premio gordo. El plato de 10 kilos que cuesta 78 dólares. Quien se lo coma en menos de una hora, será premiado con los tan ansiados 900 euros. Fácil y sencillo. No hay duda de que se trata de una forma rápida de ganar dinero, pero también bastante complicada, ya que con sólo 70 gramos de arroz se alimenta una persona. Si echamos cálculos, una familia entera se podría alimentar durante más de una semana con esos 10 kilos de arroz. Y tú, ¿caerías en el reto? Fuente: http://www.elmundo.es/f5/descubre/2017/07/08/595f8db746163f87388b459c.html